martes, 17 de febrero de 2009

EL ÚLTIMO DÍA DEL CARTERO


Después de 35 años repartiendo a diario el correo en el barrio, llega el último día de trabajo para el cartero.
Juan comenzó su ultimo día por la primera casa de siempre y salio la familia entera a felicitarle entre aplausos.
En la segunda casa le regalaron una caja de puros con dedicatoria.
La familia de la tercera dirección le obsequió con un magnífico equipo de pesca, su afición favorita.
Y siguió su reparto, despidiéndose de tantas y tantas personas conocidas que le estimaban y con las que había compartido tantas vivencias, hasta que llegó a la última casa de su ruta habitual, donde lo esperaba María, la joven y hermosísima dueña, con un camisón negro transparente.
Ella le cogióde la mano, lo metió dentro, cerró la puerta, lo llevó al dormitorio y le sentó en la cama.Con música de fondo de Barry White y Quincy Jones, le obsequió con unsensual striptease y luego le hizo el amor apasionada y desenfrenadamente.
Después de dos fantásticas horas de sexo ella le preparó un exquisito desayuno con tostadas, fruta, bollería y café.
Cuando Juan levantó la taza de café, vio que debajo había un billete de 10 euros.Juan dijo:
-No tengo palabras para describir lo maravilloso que ha sido todo,pero... ¿Los 10 euros?
-María: Bueno, es que anoche le comenté a mi marido que hoy sería tu último día de trabajo y que debíamos hacer algo especial para ti, y mi marido dijo:
-"Dale 10 euros y que le follen"...,
-el desayuno ha sido idea mía.

7 comentarios:

RAMPY dijo...

Claro y la mujer, se tomó las palabras de su marido "al pie de la letra" jajajajaja.
Un beso
Rampy

divagando_siempre dijo...

menos mal que se le ocurrio algo a ella (desayuno) porque sino me haria pensar en que sigue las ordenes de su marido jajajaja
saludos!!

divagando_siempre dijo...

menos mal que se le ocurrio algo a ella (desayuno) porque sino me haria pensar en que sigue las ordenes de su marido jajajaja
saludos!!

Capazorros dijo...

Como debe ser, una mujer sumisa y obediente de su marido.
Un saludo.

Cabalayka dijo...

Jope y tan al pie de la letra...jejeje
Un besazo

Cabalayka dijo...

Divagando: Claro, solo faltaría!!! hay que tener iniciativas propias, jejejeje
Feliz día

Cabalayka dijo...

Por supuesto...obedecer al marido, si señor!!! juas, juas, juas...me gustaría verle la cara...a ese marido.
Feliz día Capa